cerrar

Abinader afirma país solo será canalizador de ayudas a Haití

El presidente Luis Abinader aclaró ayer que el país no invertirá fondos en la construcción de hospitales en Haití, como se dio a entender en un acuerdo bilateral divulgado en la víspera. “Lo que va a hacer República Dominicana, y es importante aclarar esto, es ser canalizador y facilitador de esas ayudas”, dijo Abinader en una rueda de prensa en el Palacio Nacional.

El jefe de Estado aseguró que la próxima semana  comenzarán las reuniones con los embajadores de los países más vinculados con Haití, entre los que citó Canadá, Estados Unidos, Francia y Alemania, para tratar de la financiación de esos dos hospitales.

El gobierno dio a conocer el pasado martes durante un acto en el Palacio Nacional, una declaración conjunta suscrita durante la reunión que sostuvo Abinader con su homólogo haitiano, Jovenel Moise, que tuvo lugar el pasado domingo durante un recorrido por la frontera sur.

En esa declaración de nueve puntos se afirma que “con la colaboración de la comunidad internacional que ha mostrado su voluntad de financiar hospitales en Haití, ambos mandatarios se comprometen a cooperar en la construcción de hospitales generales en territorio haitiano, ubicados donde el gobierno de ese país lo considere apropiado, con el fin de reducir el uso intensivo de los hospitales dominicanos”.

El propio Abinader, el pasado noviembre, dijo que su país no puede financiar al gran número de mujeres haitianas que dan a luz en los hospitales dominicanos, una declaración que causó malestar en Puerto Príncipe.

Los mandatarios se comprometieron también a colaborar en el proceso de identificación e inscripción en el Registro Civil haitiano de los haitianos que residan en territorio dominicano. Además, el inicio de un proceso de negociación para delimitar las fronteras marítimas entre ambos países, y un compromiso de ambas partes para vigilar la frontera a fin de combatir el flujo migratorio irregular, la trata de personas, el tráfico de armas, el narcotráfico y el robo de ganado, así como estrechar la cooperación en energía, producción agrícola e industrial y continuar las negociaciones encaminadas a alcanzar un acuerdo comercial.

Reacciones favorables

Ayer varios actores políticos y exfuncionarios dominicanos comenzaron a expresar sus opiniones con respecto al tema, la mayoría favorables a esos planteamientos.

Entre los que respaldaron la iniciativa se encuentra el excanciller del gobierno de Danilo Medina, Andrés Navarro: “Veo con muy bien parecer el paso que ha estado dando el gobierno dominicano en busca de fortalecer las relaciones con Haití y este acuerdo es muy positivo en procura de formalizar un nuevo intento de formalizar una ruta bilateral de trabajo con el gobierno haitiano”, expresó a Listín Dairio.

 El miembro del comité político del opositor Partido de la Liberación Dominicana (PLD) explicó que todos los puntos son “importantísimos”, pero que el primordial es  el primero que establece que ambas naciones están dispuestas a trabajar en el proceso de identificación y de inscripción en el registro civil de Haití de todos los ciudadanos haitianos que estén en territorio dominicano.“Cuando yo fui canciller, sobre todo en el marco de la regularización hicimos un gran esfuerzo, uno de los requisitos que debían de presentar aquellos que iban a ingresar al Plan Nacional de Regularización era una documentación de su país y logramos que la embajada de ellos se los otorgara”, detalló el exfuncionario.

Ayer se trató de contactar al también excanciller Miguel Vargas, pero  no ofreció declaraciones. 

Institucionalidad

Mientras la Fuerza Nacional Progresista (FNP) calificó de “muy positiva y promisoria” la declaración conjunta sin embargo, alertaron a las autoridades gubernamentales a que se mantengan al pendiente del proceso electoral de la República de Haití. “También consideramos muy válido el interés expresado por la declaración presidencial sobre la necesidad de que el pueblo haitiano y sus dirigentes fortalezcan la institucionalidad del Estado democrático y  de derecho en Haití, siempre que República Dominicana mantenga prudente distancia sobre esa compleja y conflictiva situación”, manifestó en un comunicado.

En tanto que el presidente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Federico Antún, dijo que los temas acordados entre los dos mandatarios se corresponden con las recomendaciones que en varios momentos ha planteado públicamente el PRSC, por lo que entiende que este acuerdo es un paso de avance “porque se trata del inicio de la implementación de una política pública respecto del vecino país”.

Fuente: https://listindiario.com/rss/portada/

Story Page