close

El chavismo se moviliza en Caracas para rechazar “ataque” a sistema eléctrico

Miles de chavistas marcharon ayer sábado en Caracas para rechazar el “ataque cibernético” que, aseguran, sufrió la principal hidroeléctrica del país, el Guri, y que dejó a casi toda Venezuela sin luz por cinco días.

“Aquí estamos celebrando la victoria popular, la victoria del pueblo bolivariano contra la conspiración, contra el fascismo (…) hoy estamos celebrando el triunfo del pueblo bolivariano sobre la agresión imperial”, dijo a periodistas el dirigente chavista Darío Vivas, pues el Gobierno culpa a EE.UU. y a la oposición del “ataque”.

En la movilización, que tiene como punto final el palacio presidencial de Miraflores, participan los distintos dirigentes del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), encabezados por el considerado número dos del chavismo, Diosdado Cabello, así como los distintos ministros de la Administración chavista.

Venezuela sufrió el pasado 7 de marzo un masivo apagón que dejó en la oscuridad a casi todo el país y que no pudo ser controlado hasta cinco días después.

El Gobierno de Maduro dijo entonces que un “ataque cibernético” de EE.UU. a la sala de control de la central hidroeléctrica del Guri causó el fallo que paralizó al país, pues se vio afectado el suministro de agua, el transporte, las comunicaciones y los comercios.

Pero el antichavismo apunta a la ineptitud y la mala administración de millonarios recursos como la verdadera causa de la emergencia eléctrica venezolana.

El miércoles, la Universidad Central de Venezuela, la principal del país, presentó un análisis sobre el apagón que rebate la tesis de sabotaje de Maduro y traslada la responsabilidad del corte eléctrico a un incendio que sobrecargó las líneas de transmisión y desactivó las salas de máquinas generadoras del Guri.

En esta misma jornada, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) realiza ejercicios cívicos-militares para proteger el servicio eléctrico y el sistema de aguas del país, por lo que los militares también se han desplegado en las subestaciones eléctricas.

Diosdado Cabello

En tanto, el considerado número dos del chavismo, Diosdado Cabello, dijo ayer  sábado que la oposición de Venezuela no volverá “más nunca” al palacio presidencial de Miraflores, en una clara respuesta al anuncio del líder opositor Juan Guaidó, quien afirmó que “pronto” irá a la sede del Ejecutivo.

“No volverán más nunca a entrar al palacio del pueblo revolucionario”, sostuvo Cabello desde una tarima en las cercanías del palacio, ubicado en el centro-oeste de Caracas, a donde marcharon hoyayer  miles de simpatizantes del chavismo.

Guaidó afirmó esta semana que “muy pronto” reclamará la oficina presidencial de Miraflores, pero para ello, indicó, organizará primero a sus simpatizantes en cada estado a través de comandos en lo que denominó la “operación por la libertad”.

En ese sentido, Cabello, quien también es vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y jefe de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, indicó a sus simpatizantes que no pueden permitir que la sede del Ejecutivo se “convierta” en el palacio de los negocios de la “oligarquía”.

“¿Podrán llegar alguna vez a Miraflores ellos? (…) ¿Nosotros vamos a dejar que el palacio del pueblo con (el fallecido presidente Hugo) Chávez y con Nicolás Maduro se convierta otra vez en el palacio de los negocios de la oligarquía, de la burguesía? no podemos dejarlo”, manifestó.

Venezuela atraviesa una severa crisis política desde enero pasado, cuando el mandatario Nicolás Maduro juró para un nuevo mandato cuya legitimidad no reconocen la oposición y parte de la comunidad internacional.

En respuesta, Guaidó, quien es jefe del Parlamento, se proclamó presidente encargado y recibió el respaldo de una cincuentena de países, entre ellos Estados Unidos, que presiona a Maduro para que abandone el poder, pues lo responsabilizan de la grave crisis en Venezuela.

Fuente: https://listindiario.com/rss/portada/

Story Page