cerrar

El roce con el codo reemplaza a los abrazos y los besos

La imagen de la celebración del tanto de Andrés Iniesta en la final del Mundial de 2010, con la camiseta levantada, besos, abrazos y todo el equipo amontonado unos sobre otros, no existiría si el gol se hubiera marcado durante la pandemia de la Covid-19, pues solo habría dado para un sutil roce con el codo.

Fuente: https://noticiassin.com/feed/

Story Page