cerrar

Flujo de datos en elecciones de Bolivia fue redirigido “a una red foránea, no prevista ni documentada”, según OEA

Durante las elecciones de Bolivia del pasado mes de octubre se utilizó un servidor BO1 que no estaba previsto como parte de la infraestructura tecnológica del Sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), según el informe preliminar de la Organización de Estados Americanos que llevó al presidente Evo Morales a anunciar nuevas elecciones en ese país.

La OEA destaca que este servidor fue utilizado “pese a no contar con el correspondiente agente de monitoreo”.

Los expertos de la organización determinaron este equipo no se utilizó para el fin sobre el cual fue notificado, y se empezó a trabajar con él desde el inicio de las tareas del día 20 de octubre de 2019 hasta las 19:40 del mismo día para el tráfico de información correspondiente a las estaciones de trabajo del TREP.

“La auditoría OEA detectó que el flujo de la información de transcripción, tras la interrupción fue redirigido a un servidor (BO20) que no pertenecía a los previstos para el TREP en la nube, ni a los equipos físicos de la Dirección Nacional de Tecnología de la Información (DNTIC). Sumado a esto, no era controlado por la empresa auditora, ni funcionarios del SERECI (Servicio de Registro Cívico) ni técnicos de la DNTIC sino por alguien externo. No figura en los informes que nos entregó el tribunal, y todos los actores omitieron su existencia hasta ser detectado por los auditores de OEA”, se dice en el informe preliminar.

Según la OEA, cuando fue entrevistado (tras el descubrimiento), el responsable técnico del DNTIC reconoció saber de la existencia de este servidor (BO20) y alegó no ser quien dispuso ese cambio de flujo, aclarando también que no era él quien lo controlaba.

La OEA dice que para la redirección del flujo de información generada en el SERECI hacia el servidor (BO20), se modificó la IP a la que direccionaban las 350 máquinas utilizadas en el SERECI. Esto, a pesar de que en la red del TREP contaban con servidores preparados y bajo el control de la empresa auditora dentro de la red.

Contrariamente a lo establecido en el esquema tecnológico, el flujo de actas llegó al servidor principal del TREP por dos vías diferentes que no estaban controladas por la empresa auditora.

Después de que se interrumpiera el flujo de información y fuera redirigido el tráfico hacia el servidor BO20 la información ingresó directamente a la IP pública del servidor primario del TREP, lo que configura una pésima práctica. No hay razón para que el flujo evitase los controles de la empresa auditora.

Evo Morales anunció este domingo la convocatoria de nuevas elecciones generales, tras el informe de la OEA que recomienda la repetición de la primera ronda de los comicios celebrados el pasado 20 de octubre que le dieron como ganador.

Fuente: https://listindiario.com/rss/portada/

Story Page