cerrar

Hard Rock aplica “ley seca” durante conciertos del Latin Music Tours en Punta Cana

El Latin Music Tours, el primer show artístico presencial por paga que se realiza en República Dominicana durante la pandemia, se desarrolló durante dos noches con una cantidad menor de público a lo acostumbrado y con la prohibición de Hard Rock Hotel y Casino Punta Cana de no servir alcohol. 

El salón, que acoge hasta casi cuatro mil personas, fue habilitado para menos de 800 en un ambiente de fiesta con agrupaciones populares en vivo como Niche, Toño Rosario, Don Miguelo y Yiyo Sarante, pero amargada para algunos por la falta de bebidas. 

Para la realización de los shows artísticos, las medidas sanitarias fueron implementadas con un protocolo previamente diseñado y que el personal dispuesto vigiló para hacerlas cumplir. 

Los asistentes tenían que permanecer con mascarillas dentro del salón, aunque en medio de la algarabía con canciones conocidas muchos se las quitaban para corear temas populares.

Las mesas habilitadas fueron colocadas con considerable distancia una de la otra y con separadores metálicos que limitaban la circulación de personas.

Tampoco se sirvieron bebidas alcohólicas dentro del teatro, como es la costumbre en este tipo de eventos artísticos en los que la música va ligada a algún tipo de estimulante alcohólico.

La prohibición por parte de Hard Rock provocó protestas de personas porque, alegaron, compraron paquetes que incluía bebidas y no concebían un show artístico sin alcohol. 

La gerencia del hotel avisó antes del evento que por seguridad sanitaria ante el coronavirus no iba a servirse alcohol. 

El mismo día que iniciaba la jornada musical, la gerencia de Hard Rock envió una carta a las habitaciones de los huéspedes en la que se notificaba que no se iban a brindar ron, whisky, vodka, vino, cerveza ni ningún tipo de alcohol. Solo agua y gaseosas.

Fernando Quezada, presidente de Quepe Tours, empresa que organiza el Latin Music Tours, dijo a periodistas de LISTÍN DIARIO que la medida de la gerenciad el hotel lo tomó por sorpresa, generándose una situación difícil porque los clientes comenzaron a llamarlo para reclamarle que habían pagado un paquete que incluía las bebidas.

Varias personas se negaron a entrar al salón donde se realizó el show. Uno de ellos, escuchado por este redactor, le reclamó a Quezada que le devolviera ahí mismo su dinero.

Al final, la mayoría de los asistentes se fue acomodando y aceptando la realidad, entiendo que tocó en un momento especial que vive el mundo por la pandemia del Covid-19, que se mantiene activo y las medidas para enfrentarlo deben ser estrictas.

Cada mesa ubicada en el área “special guest” teni´a incluida dos botellas de Moet Chandon, que no pudieron ser entregadas por los organizadores. Tampoco las otras áreas pudieron disfrutar de esa posibilidad.

Quezada no tuvo más remedio que aceptar las condiciones del hotel y las bebidas fueron enviadas el sábado a las habitaciones de sus clientes.

La primera noche del evento artístico contó con la presencia del grupo colombiano Niche, y los dominicanos Alá Jazá, Don Miguelo y Banda Real. 

 

Fuente: https://listindiario.com/rss/portada/

Story Page