cerrar

Las caras ocultas en el proceso de preparación de clases a distancia

A las 7:30 de la mañana se encienden las luces, cámaras y posteriormente inicia la acción para producir los contenidos de las clases que se transmiten por televisión en la nueva modalidad de docencia  a distancia que obliga la pandemia de la Covid-19.

El primer paso que deben esperar los productores y todo el equipo que lo conforman es la pauta de las clases correspondiente que el Ministerio de Educación (Minerd) le envía cada semana.

Esa planificación está compuesta por la unión de la parrilla curricular (temas a tratar) y el contenido de los cuadernillos, los cuales son fusionados de acuerdo al objetivo de la enseñanza y mayor comprensión.

Luego que reciben la pauta esos contenidos son socializados y estudiados por los técnicos del Minerd junto con los maestros para desarrollar la temáticas que utilizaran. Todos los productores tienen un técnico especializado.

Una vez culminado el proceso de revisión por los técnicos y maestros, se pasa a elaborar el guion, que es donde se transforma el contenido para llevarlo a televisión.

Después que está listo el guion el docente tiene la oportunidad de leerlo y ensayarlo en un área de total tranquilidad para luego grabar en el estudio. Ya en ese momento el maestro tiene la vestimenta a utilizar. Un equipo de textil se encarga de tomarles las medidas, hacen las fichas y envían el vestuario con frecuencia de acuerdo a la ocasión. Todos los videos que se visualizan en la televisión nacional conllevan un  proceso riguroso que se tarda casi cinco días de producción para su creación y un resultado final impecable donde intervienen un equipo de más de 20 personas en algunos casos.

Por ejemplo, en el estudio “Laso Film” se graban las clases correspondientes al cuarto de secundaria (antiguo segundo de bachillerato) e intervienen al menos 25 personas para elaborar los audiovisuales, bajo la producción de Lorenny Solano.

Las clases de cuarto de secundaria son grabadas con ocho profesores en total para hacer los contenidos del año escolar de ese grado. Estas son transmitidos por Super Canal 33 desde las 9:00 de la mañana hasta 12:00 del día y en Antena Latina, canal 7, de 3:00 hasta las 6:00 de la tarde.

Allí también se graban las clases de primero de secundaria (antes antiguo séptimo) a cargo del productor Nelson Muñoz Jr también junto a un equipo de la misma cantidad.

A través del canal 19, Cine Visión, en horario de la mañana, y en Telecentro, canal 13, en horario de la tarde, se imparten la docencia que corresponde al curso.

Muñoz utiliza seis profesores para confeccionar los contenidos que deben de tener un tiempo máximo 20 a 25 minutos  para evitar agotamiento en los niños y adolescentes. 

Ambos productores se toman alrededor de una hora grabando una clase dependiendo de la extensión de la misma y sobre todo la complejidad. Cerca de las 7 u 8 de la noche, termina la acción, apagan las luces y abandonan los estudios.

En los primeros días de jornada, a principios de noviembre, experimentaron pasar de la media noche en grabaciones para integrarse a tempranas horas de las mañanas para continuar las grabaciones.

Productores

La nueva modalidad de clases a distancia está a cargo de 17 productores con un grado asignado a cada uno y bajo la dirección de Armando Mena, productor general.

Los productores fueron los que escogieron los maestros que hasta el momento están saliendo en las pantallas  de televisión.

En la primera ronda de casting participaron unos 400 profesores. Se estima que más de 600 maestros se presentaron para formar parte de esta experiencia.

Al principio algunos maestros se atemorizaron por eimpartir docencia frente a una cámara por primera vez. Sin embargo, con el tiempo se han ido acostumbrando y se sienten más relajados después de tomar talleres para vencer el miedo escénico, mejorar la oratoria y otras habilidades.

ANÉCDOTAS

 Satisfacción.

 Una de las experiencias más admirables para los docentes es cuando los niños en las calles los reconocen.

Conocida.

Un día la maestra Luz  María visitó un supermercado en San Antonio de Guerra y un niño la reconoció y se abalanzó sobre ella repitiendo su nombre y diciéndoles que se sabía “tal” clase.

Inversión.

Los productores insisten en que el “Estado invierta en promover temas educativos de esta categoría en todos los sectores”.

Miedos.

La parte que genera más temor de la producción es cometer errores ortográficos. Para evitarlos se aplica una rigurosa supervisión.

Fuente: https://listindiario.com/rss/portada/

Story Page