cerrar

Los ludópatas, bajo el riesgo constante de perderlo todo

Era la mañana del jueves 21 de marzo del presente año y me encomendaban la tarea de contar cómo es la adicción a ganar el dinero fácil a través de la suerte, toda una industria basada en el juego y en una enfermedad conocida como “ludopatía”.

Ese día decidí visitar una banca de apuestas ubicada en el centro de la ciudad. No tuve que irme a un espacio donde habitan personas de escasos recursos para conocer el motor que mueve a quienes son adictos a las máquinas tragamonedas, a las loterías, a las ruletas o a las apuestas deportivas.

Llegué al lugar a las 10:15 a.m., y un letrero ubicado en la puerta principal que decía “PROHIBIDO la entrada a menores de 18 años y uso de armas de fuego”, me dio la bienvenida.

La banca abría a las 11:00 a.m., sin embargo, pude acceder diciéndole al empleado que realizaría una tarea universitaria.

El joven me recibió muy amable, pero sus primeras palabras fueron: “yo no te recomiendo que juegues para experimentar porque eso es un vicio tan fuerte que de solo venir aquí se te puede pegar”.

Me quedé observando las cámaras fotográficas ubicadas en cada extremo de esas cuatro paredes, las cuatro pantallas de televisión colocadas una al lado de la otra en una pared, una pequeña mesa redonda debajo y cinco sillas. Más al lado había ocho tragamonedas, al fondo una ruleta con seis sillas y al lado de ellas otras máquinas de jugar.

Sin conocer riesgos

El chico, quien se encarga de atender a los jugadores, comenzó a conversar conmigo mientras pasaban los 45 minutos para abrir el negocio.

Nos sentamos frente a una máquina tragamonedas y desde ahí pude comprobar que la entrada a este vicio se da paulatinamente y una vez estás en él, es muy difícil salir.

No habíamos iniciado bien el diálogo cuando llega un motoconchista de unos 25 años en y empieza a tocar la puerta para que le abran. Eran las 10:23 y todavía no se podía acceder. Él se fue, pero a los pocos minutos llegó otro señor que llevaba puesto un pantalón gris, una chacabana blanca y zapatos relucientes. Estaba ansioso, se quedó fuera dando vueltas, miraba el reloj, tocaba la puerta una y otra vez, y al final se desesperó y también se marchó.

Seguí hablando con Israel (nombre ficticio, para conservar su empleo) y él me expresó que hay personas que llegan allí a las 11:00 a.m., y se van cuando cierran a las 10:00 p.m., no importa si es día de trabajo o fin de semana o si han comido o no.

CRONO

A las 10:15 a.m.

Toqué la puerta de la banca para conocer el comportamiento de los ludópatas y a los pocos minutos comenzaron a llegar algunos desesperados.

A las 12:00 a.m.

El lugar había recibido más de ocho clientes, que apostaron a los números de la lotería, otros a los deportes, pero la mayoría se concentró en las tragamonedas.

El Super Ball es uno de los juegos preferidos por los ludópatas. VÍCTOR RAMÍREZ/LD

Cualquiera puede caer: no vale una profesión ni la clase social

Israel me contó que en diciembre son muchos los que juegan su doble sueldo con la esperanza de que a las máquinas les darán un palo. Para su mala suerte, terminan perdiéndolo todo. Y ahí me hizo la salvedad: “a los dueños de la empresa no les va a gustar encontrarte aquí porque este es el lado malo que no quieren mostrar”.

Y es que así como unos llegan con RD$25 y se van con RD$60,000, otros llegan con la finalidad de jugar solo RD$200 y pierden hasta el dinero de pagar el alquiler de su casa o el colegio de sus hijos.

En las máquinas hay juegos que tienen un “jackpot” que es la cantidad de dinero que se ofrece en caso de ganar. En ese momento, había promesas que iban desde RD$3,207 hasta RD$60,730.

Le dije a Israel que iba a jugar a ver si pegaba en alguno y podía tener “dinero fácil”, y muy serio me contestó: “no lo hagas, a menos que sea para completar tu tarea. Hay quienes juegan porque aman esto.

Son adictos y no vale preparación académica, aquí se sientan abogados… y no vale”.

Cuantificación

De acuerdo con datos ofrecidos por el Ministerio de Hacienda, en República Dominicana existen 74 casinos, 30,727 bancas de lotería y 1,812 bancas deportivas que operan legalmente.

La provincia con mayor número de casinos es La Altagracia (30). Respecto a bancas deportivas y de lotería, Santo Domingo encabeza la lista en comparación a las demás con 429 y 6,521, respectivamente.  

FRASE

“Esto es ganar o perder aunque yo lo que quiero es ganar mucho”.

PIERRE

Nombre fictio de un entrevistado.  

Dos hombres apuestan a la NBA. VR/LD

Un pensamiento muy común: “apostar para escapar del trabajo”

No dejaban de llegar a la banca visitada las personas que tocaban para que Israel ya la abriera.

A las 10:55 a.m., llegó un haitiano vendedor de forros de celulares con su mercancía en mano. Pensé que iba a ofrecer sus productos, pero Israel decidió abrirle porque ya solo quedaban cinco minutos. El joven me dio su nombre verdadero, pero yo en esta historia le pondré Pierre.

Cuando ingresó al negocio le protestó a Israel: “Pero tú no me abres, tú sabes que yo vengo a ganarme mis RD$100. Él sabe que uno juega su cualto”. Compró cuatro token (las monedas que se echan a la máquina) y cada una le costó RD$25.

Pierre me enseñó a jugar el Super Ball y las cartas mientras conversábamos.

El juego que le hace perder horas de trabajo en busca del dinero fácil consiste en elegir 10 números al azar con la finalidad de que la máquina tire justo esos números.

Desde que pegas tres empiezas a ganar. Si pegas cinco, por ejemplo, puedes tener RD$40 más y decides si retirarte o seguir apostando todo el dinero. Eran los 12:00 a.m., y Pierre perdía RD$100 y ganaba RD$50.

Se puso feliz cuando pudo pegar cuatro números.

“Yo soy inteligente. En dos días le gané RD$16,000. Mira yo soy un negro bacano. Me visto bien. Jai, cuando yo gano…”, resalta Pierre acomodándose. Ya tenía los pies encima de la maquinita.

Estaba recostándose para las largas horas que estaría allí hasta que ganara “mucho dinero” o lo perdiera todo.

ApuestasInfogram

Sepa más

Sector aporta RD$1,000 millones en impuestos

Según el director ejecutivo de la Federación Nacional de Bancas (Fenabanca), Michel Dicent, han aportado al fisco desde el año 2011 hasta la fecha RD$1,000 millones, aunque la proyección era de unos RD$2,000 millones de impuestos, evidenciando una disminución si se analiza el caso con mayor frecuencia.  

La población ha dado una voz alerta a las autoridades

En diversas ocasiones, Hacienda ha tenido que hacer operativos porque recibe denuncias de ciudadanos que muestran preocupación por la proliferación de estas máquinas y el daño que ocasionan, entre ellos la deserción escolar, los divorcios y las deudas millonarias.

En 2018 Hacienda incautó 27,000 máquinas ilegales

De acuerdo con la dirección de Casinos y Juegos de Azar del Ministerio de Hacienda, el año pasado se incautaron 27,000 equipos que operaban de manera ilegal en establecimientos ubicados en todo el territorio nacional y que no estaban autorizados por esa entidad, como bancas deportivas.  

Más de 70,000 personas trabajan en bancas

Representantes de la Federación Nacional de Bancas (Fenabanca) informaron que debido a que en el país hay más de 30,000 bancas que operan de manera legal en el mercado, se han generado unos 70,000 puestos de trabajo formales para secretarias y cajeras.

Fuente: https://listindiario.com/rss/portada/

Story Page